Lemon Pie



Hoy vengo con la clásica receta de la cocina americana, el Lemon Pie, mi favorito desde pequeña y qué me trae muchos recuerdos.

Lemon Pie o Pie de limón es una tarta de capas que se compone por la base que puede ser de galleta o masa de pasta dulce, relleno de limón y merengue suizo tostado.

Es una tarta agradecida, es raro que salgo mal y es raro que a nadie le guste, a mi me encanta que tenga el sabor fuerte de limón, muy ácido contrastando con el dulce del merengue, me chifla!!!

Estoy pensando en hacer una selección de recetas americanas, ha sido durante mucho tiempo mi referencia a la hora de cocinar, y al contrario de lo que mucha gente piensa, la cocina americana no se resume solo en hamburguesas y comida rapida, hay una variedad impresionante y muy rica, ¡Merece la pena conocer!

Bueno, sin más os dejo con mi receta particular:

Ingredientes:

Masa dulce para cualquier tipo de tarta:

180 gramos de harina
125 gramos de mantequilla fria
una pizca de sal
1 cucharadita de azúcar
agua fría o zumo de limón
ralladura de limón


Relleno:

Lemor Curd (ver receta aquí)
250 ml de leche
40 gramos de maicena
ralladura de limón

Merengue:

4 claras de huevo M
250 gramos de azúcar
Extracto de vainilla o de limón (también sirve ralladura de limón)FZD V

Elaboración:

Masa:

En un bol mezclamos la harina, la sal y el azúcar.
Agregamos la ralladura de limón y la mantequilla fría y procesamos en un procesador de alimentos o batimos con un batidor de varillas electrico hasta que adquiera una consistencia de arena.
Poco a poco añadir el agua o zumo de limón lo suficiente para dar ligar a masa y que esta empiece a formar una bola.
Amasar la bola de masa con las manos hasta que quede uniforme y que no se nos pegue en las manos.
Cubrir un molde para tartaletas con aro desmontable engrasado, cubrir el fondo y los laterales.
Pinchar con un tenedor para que la masa no suba o cubrir con papel de horno y rellenar la base con alubias, lentejas (este es un truco que hago para que la masa quede plana).
Hornear durante 20 minutos en horno precalentando a 180º que luego bajaremos la temperatura a 1101 para evitar que se queme demasiado, lo que queremos es una tarta ligeramente dorada pero que quede con una textura tierna no tan crujiente.

Una vez listo sacamos del horno y dejamos enfriar.


Mientras tantos debéis tener listo el lemon curd para pode prepara nuestra receta.

En un cazo ponemos la leche a calentar y una vez caliente retiramos un poco y mezclamos con la maicena. Mezclar bien para evitar que la maicena forme grumtios.
Vertemos la mezcla de maicena a la leche caliente, agregamos la ralladura de limón y lemon curd que aquí va a gusto de cada uno, en micaso soy generosa y pongo entre 3 o 4 cucharas sopera de lemón curd.

Cocinar a fuego bajo hasta espesar.
Una vez listo repartir sobre la base de la masa y dejar enfriar.


Ahora toca preparar la última capa, nuestro merengue suizo:

En bol de cristal ponemos todos los ingredientes y cocinamos en baño maría hasta que alcance una temperatura de 65ºC, si no tenéis termómetro no hay problema, para eso basta probar la textura la clara, si no notáis grumitos de azúcar es que todavía nao esta listo y por lo tanto no ha alcanzado la temperatura, pero si tocais no notáis nada de azúcar es que ya esta listo para batir.
Retiramos y comenzamos a batir con un batido de varillas eléctrico, este proceso hará que baje la temperatura y comience a montar, esto puede entre 10 o 15 minutos.

El punto ideal es cuando comience a formar picos en la varilla, es el punto perfecto para utilizar con cualquier manga pastelera.

Ahora solo toca cubrir la tarta con nuestro merengue que puede ser con una manga pastelera o con una cuchara.
Tostar usando un soplete de cocina y listo para degustar.









Espero que os guste la receta y qué animéis en probarla.

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar :) !!!!

Instagram