Tarta vegana chocolate y cacahuete


Quisiera empezar este post con una confesión: Me encanta el azúcar. Si, es cierto y en varias ocasiones hice locuras por tener un trozito de algo dulce en mi boca, era una obsesión, una enfermedad sin control, hasta que un día me puse mala y a partir de ahí vi que era posible vivir con poco o completamente sin (y también sin sal pero eso os contaré en otro post).

A principio cuesta y en algunas cosas es casi imposible consumir (por ejemplo el café sin azúcar es horrible), todo depende de un único esfuerzo y ganas de querer hacer bien por uno mismo.

También existe la posibilidad de adaptar o sustituir el azúcar refinado por otro tipo de azúcar o hacerlo como hago yo: plátano y dátiles en todo (me refiero a repostería, no lo haga con el té o café), es cuestión de probar y hacerlo lo mas sano posible.

De eso se trata la receta de hoy, no lleva nada de azúcar y por increible que pueda parecer tiene sabor y esta riquísima, es una combinación de frutos secos, cereales, fruta y cacao ¿Quién se anima?





Ingredientes base:

150 gramos de avena
  50 gramos de dátiles
1 cuchara sopera de mantequilla de almendra (opcional)

Elaboración:

Si los dátiles están un poco seco podéis dejar en remojo en agua para que se ablande.
Una vez blando, escurrimos el agua y procesamos en un batidor con los demás ingredientes.
Para dar un poco de sabor añadir una cuchara sopera de mantequilla de almendra que nada mas es que almendra molida hasta forma una pasta, pero eso es opcional.
Cubrir el fondo de un molde para tartas con aro removible


Capa de chocolate:

2 plátanos congelado
un puñado de dátiles
2 cucharas sopera de cacao en polvo
100 gramos de anacardos crudo en remojo durante toda una noche


Capa de crema de cacahuete

2 plátanos congelados
un puñado de dátiles
2 cuchara de mantequilla de cacahuete (cacahuete procesado en una batidora sin azúcar y sin sal)

Decoración:
Chocolate para fundir
Gotitas de chocolate

Elaboración:

Poner los ingredientes de la primera capa todo en un procesador o batidor, batir  hasta formar una crema espesa y sin grumos.
Poner sobre la base que hemos preparado con antelación y llevar al congelador por unos minutos.
Preparar la segunda capa: poner todos los ingredientes en un procesador o batidor y batir hasta formar una crema espesa y sin grumos que tenga la consistencia de un helado.
Retiramos el molde del congelado y cubrimos con la segunda capa.Congelar por mínimo 4 horas

Para decorar:

Chocolate negro fundido y gotas de chocolate


Como podéis ver es fácil y el secreto esta en combinar los alimentos, para mi la combinación de chocolate y cacahuete es divino y repito no lleva nada de azúcar refinado, es decir solo azúcar propio de la fruta.
También contiene frutos secos y la grasa de los frutos secos son consideradas grasas buenas para el corazón y una optima fuente de proteínas.


Para conservar la tarta debéis tenerla en el frigorífico, el tiempo exacto es imposible calcular ya que en mi casa no dura mas que un mes.

Por comodidad una vez congelado lo que hago es trocearla en pequeñas porciones y así  tengo de postre para una comida o cena sin necesidad de sacar la tarta entera del congelador.











Publicar un comentario

¡Gracias por comentar :) !!!!

Instagram