Galletas de jengibre con decoración escandinava ( galletas tuneadas)


Hoy traigo unas galletas  compradas en la tienda Tiger pero decoradas por mi, son galletas de jengibre que por cierto tiene el sabor muy fuerte y por eso decidí  poner mi toque personal con una decoración con glasa real.

Con el post de hoy quiero poner algo sobre la mesa con el tema de ser "Blogger perfecta" o "ama de casa perfecta" o lo que sea "perfecto(a)", al parecer si haces todo en casa eres la mejor y si compras eres la mala,  me pregunto ¿Donde esta el problema? Cuantos cocineros habrán usado un bote de salsa de tomate Solis o tirado del congelador una lasaña precocinada para cenar ¿Porque tenemos que ser perfecto siempre? ¿Donde esta escrito que ser imperfecto es un delito y ser perfecta es una orden?

Así que aquí va mi consejo para estas navidades:

Nada de estrés, si no tienes ni tiempo ni ganas de cocinar, por favor ¡¡No cunda el pánico! Siempre hay una solución, puedes ir preparando algún plato y tenerlo congelado para el día o  puedes optar por una receta o postres sencillo que se hace en 5 minutos,  o como en mi caso comprar algo que ya viene listo y solo tener el trabajo de decorar.

Creo que perdemos demasiado tiempo en juzgar tonterías que no llevan a ningún lugar y no estamos centrando lo que realmente merece la pena ¡Ser feliz y disfrutar sin estrés!






Galletas de jengibre (1 Bote Tiger 2€)
500  gramos de azúcar glass
1 clara de huevo pasteurizada
Zumo de 1 limón pequeño
1 cucharadita de cremor tártaro (opcional)

Elaboración glasa para decora galletas:

En un bol batir la clara de huevo pasteurizada hasta forma una ligera espuma
Añadir el restante de los ingredientes poco a poco y batir durante 5 minutos con un batidor de varillas hasta formar una consistencia densa que no se caiga de la cuchara (similar a la consistencia de una crema dental).
Transferir la mezcla en una manga pastelera con un boquilla muy fina para trazar los dibujos.

Los dibujos que hice fueron inspirados en la decoración escandinava que recuerda a encajes, he trazado lineas, dibujados punto sin miedo, hay que levantar un poco la punta de la manga para que el trazo salga reto, esto es un ejercicio que estoy haciendo para decorar galletas, con paciencia y mucha practica lograréis unas galletas preciosas, ideales para regalar.

Lo ideal es utilizar la glasa blanca sin nada de color sobre una galleta de jengibre o chocolate, el contraste aportar una combinación preciosa perfecta para quien quiere probar decoración y no sabe bien por donde empezar.




Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por comentar :) !!!!

Instagram