Tarta helada de sobras de bizcocho



En la ultima receta que publique aquí os enseñe el famoso Plum cake cuore, os dije que no tirasen las sobras del bizcocho de chocolate porque nos iba servir para elaborar otro postre. No esta bien tirar la comida o dejarla rodando de un lado para otro hasta que acabe en el cubo de la basura, más vale congelar y esperar a que se nos ocurra algo que ver como algo tan rico acabe cogiendo mal sabor.

Recomiendo siempre que en cada receta, calculéis la cantidad que creéis que vais a consumir y el restante congelar al momento para que mantenga su frescura.

Para elaborar esta tarta helada utilice helado de chocolate que compre en Gadis, me ha costado 2,10€  una tarrina y esta buenísimo, contenía pepitas de chocolate y ha dado el toque perfecto, y para la base, sobras de bizcocho de chocolate adornado con salsa de caramelo.



Tarta de helada de chocolate

Ingredientes base:

Sobras de bizcocho de chocolate (receta aquí)
3 cuchara sopera de mantequilla fundida

En un procesador mezclamos las sobras del bizcocho con la mantequilla fundida.
Triturar hasta formar una mezcla como arena mojada.

Ingredientes relleno:

1 litro helado de chocolate

Para cubrir la tarta:(Opcional)

La misma  mezcla que hemos utilizado para forrar el fondo de nuestra tarta.

Salsa de caramelo para adornar (opcional)

150 gramos de azúcar
200 ml nata liquida
1 cuchara pequeña de mantequilla

Elaboración salsa:

En un cazo poner el azúcar a fuego medio bajo hasta que se funda por completo y adquiera un color dorado.
Calentar la nata liquida y una vez que nuestro azúcar se haya fundido, añadimos la nata caliente y la mantequilla.
Remover  y dejar a fuego medio hasta formar una salsa muy suave y espesa


Montaje:

- Cubrir el fondo de un molde redondo, aplastar bien utilizando las manos o una cuchara hasta que quede liso y plano.
- Rellenar la base con el helado y congelar durante 30 minutos.
- Retiramos el molde del congelado y cubrimos con la segunda capa de bizcocho (es opcional y si os sobra algo).
- Cubrir la tarta con la salsa de caramelo y congelar.
- Retirar 10 minutos antes de servir




El resultado es una tarta helada divina sin mucho esfuerzo, perfecta para eses días que no apetece cocinar pero matarías por comer algo dulce.





2 comentarios

  1. Que sencilla de hacer y que buena pinta tiene! La haré para mi próxima reunión familiar.
    Besitos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar :) !!!!

Instagram